Empresa familiar con más de 60 años de experiencia en el sector cárnico. Sus raíces están en Alfambra, localidad próxima a la capital turolense.

Fue allí donde Teodoro Villamón y Humildad Martínez, los padres de esta saga, abrieron una pequeña carnicería en los años 40. A partir de 1980, sus hijos y sus respectivas parejas, trasladaron toda su experiencia e ilusión a Teruel en forma de empresa cárnica y dedicada a la distribución de alimentación.

Ahí empezó la vida de ALVIMAR, Alimentación Villamón Martínez. Desde entonces, comercializan carnes y embutidos, procedentes de instalaciones ganaderas propias, situadas muy cerca de la capital turolense. A partir de 1999, incorporaron un matadero, con salas de despiece, fábrica de embutidos y secadero natural de jamones. Todas sus instalaciones, ubicadas en la capital turolense, a más de 900 metros de altitud, están adheridas al Consejo Regulador de la Denominación de Origen Jamón y Paleta de Teruel. De esta forma, empezaron a gestionar de forma completa todo el proceso de producción cárnica, desde la cría de vacuno, ovino y porcino, hasta que cada despiece o elaborado llega a las manos del cliente. Desde este momento, pasó a llamarse Don Jate.

Esta empresa familiar ya ha incorporado a una nueva generación que está aportando frescura e innovación. Además, cuenta en la actualidad con un equipo de trabajadores muy concienciados con los valores que ofrecen a sus clientes: cercanía, compromiso y tradición en las recetas y en los procesos de secado a ventana abierta de embutidos y curados.

Don Jate da nombre a esta empresa y también a sus carnes, embutidos y alimentos típicos de Teruel, a los que se suman el Jamón y la Paleta de Teruel D.O. Villamón. Con todos ellos te ofrecen cada día el auténtico sabor de Teruel.